Home / Novedades / Crisis económica y récord de propiedades en venta
businessmen hold house model in hand

Crisis económica y récord de propiedades en venta

Aunque desde el Gobierno aseguran que el año que viene el país se va a recuperar económicamente. Lo cierto es que la fuerte crisis que se vive a lo largo y ancho de toda la Argentina por la pandemia de coronavirus afecta considerablemente al mercado inmobiliario.

De acuerdo a cifras del Colegio de Escribanos de la Ciudad de Buenos Aires, agosto fue el mejor mes del año con 1604 escrituras de compra-venta y aun así las cifras cayeron un 45,9% interanual. Es decir, menos de una operación por escribano.

En contraparte, el número de propiedades a la venta alcanzó el récord de los últimos 8 años. Según los expertos, esta sobreoferta se debe a la ley de alquileres y el DNU que congela los precios de los alquileres, el plazo de vigencia de los contratos y la suspensión de desalojos por falta de pago.

Los profesionales sostienen que la situación econónima motiva a los propietarios a la búsqueda de dinero líquido para pagar deudas y los lleva a especular con el desprendimiento de sus inmuebles ante la posibilidad de que un futuro próximo los precios en dólares bajen.

“En septiembre se llegó al máximo histórico, que se mide desde el 2012, de cantidad de departamentos en oferta a la venta. Mientras que cayó un 16% de forma interanual la oferta de propiedades en alquiler”, explicó Soledad Balayan de Maure inmobiliaria en diálogo con Ámbito.

En tanto, José Rozados de Reporte Inmobiliario opinó: “En gran medida esta situación se debe a que muchos de los alquileres que se vencieron en cuarentena, no se renovaron tras la publicación de la ley. También hay un efecto de acumulación, al no haber desagote la pileta está tapada y se sigue acumulando agua y no hay salida porque no hay demanda”.

Pese a la oferta récord, los precios no bajan lo suficiente para que las ventas se lleven a cabo. Según datos de Reporte Inmobiliario, las propiedades en la Ciudad bajaron en promedio un 14% en dólares de forma interanual cuando lo pronosticado al inicio de la cuarentena era de un 40%.

“Hoy hay una oferta que no asimiló con toda la velocidad necesaria el cambio de contexto que empezó a darse en 2018 con las primeras devaluaciones, que siguió el año pasado con las elecciones y este 2020 con la pandemia. Si bien bajaron los usados, esa baja no alcanza para dinamizar al sector”, reconoció Rozados.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*