Home / Novedades / Cuatro de cada diez inquilinos deben expensas

Cuatro de cada diez inquilinos deben expensas

El aumento de inquilinos que no pagan las expensas o lo hacen fuera de término en la Ciudad de Buenos Aires es cada vez mayor y preocupa a todo el sector inmobiliario. Es que, según datos recavados por el portal iProfesional, 4 de cada 10 familias que alquilan en Capital Federal no pagan ese servicio.

Debido a la considerable alza en el costo de vida y la falta de reajuste en los salarios, referentes del sector aseguran que, sólo en este primer tramo del año, la cantidad de inquilinos que no pueden afrontar estos gastos se incrementó considerablemente.

“Actualmente, estamos en un nivel del 40% y subiendo. El escenario se ha vuelto insostenible y ningún gobierno, sea Nacional o de la Ciudad, repara en este problema. Las expensas han subido hasta volverse impagables para algunos inquilinos. Y esto tiene que ver no tanto con los aumentos de los servicios como sí con el peso de los encargados”, dijo a iProfesional Samuel Knopoff, titular de la Federación de Asociaciones de Consorcios (FEDECO).

Al mismo tiempo, Knopoff aseguró que la incidencia de los incrementos salariales percibidos por los porteros representa un poco más del 70% de lo que recaudan los complejos de viviendas en líneas generales. Aunque dijo que a ese factor hay que sumarle “gastos exorbitantes” concretados por los administradores para luego determinar el valor final de las expensas.

“Los encargados vienen recibiendo subas largamente por encima de la inflación, y a eso también hay que agregarles los bonos establecidos para cada fin de año. Por otro lado, los administradores no cuidan el bolsillo de los propietarios e inquilinos. Y rara vez pautan arreglos o mejoras a precios convenientes para los habitantes de las viviendas”, expuso el directivo.

En esa misma línea se expresó el CEO de la fundación Liga del Consorcista, David Loisi, quien explicó cómo se da el incremento en la tasa de morosidad y señaló que “los inquilinos elijen cortar el pago de las expensas antes que suspender el consumo de otros servicios”.

“Aunque hay un porcentaje de inquilinos que deja de abonar sin razones, como es habitual, lo cierto es que la mayoría de los deudores corresponde a inquilinos afectados por la situación económica. A estos últimos se les tiene más paciencia y es muy común que los consorcios les propongan un plan de pagos“, comentó a ese mismo portal de noticias el referente.

“Más allá de las contemplaciones de acuerdo a cada caso, el incremento de la morosidad viene haciéndose sentir también en lo que hace a la suba en los litigios con el fin de garantizar el cobro de lo adeudado”, explicaron las fuentes.

“Las expensas corresponden al ámbito de los juicios ejecutivos. Estamos hablando de procesos que se pueden resolver en el transcurso del año y medio. Cuando se llega a esa instancia, es común que ocurran embargos o, eventualmente, se llegue a la ejecución de la propiedad”, dijo Loisi.

A raíz de esta caída en los pagos, todos coincidieron en que se multiplican los edificios que dejaron de tener un mantenimiento intensivo o suspendieron planes de obras de ampliación o mejora edilicia.

De hecho, es de público conocimiento que algunas administraciones, incluso establecieron horarios determinados para prender la calefacción y el agua caliente central.

“Los trabajos de pintura, los arreglos en general, están paralizados en la mayoría de los casos. Si bien los consorcios no están muy endeudados, sí cayeron con fuerza los fondos de reserva. Si el índice de morosidad no desciende entonces va a haber serias complicaciones en el funcionamiento de los complejos de viviendas”, advirtió el titular de la fundación Liga del Consorcista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*