Home / Novedades / Nuevo mecanismo de pago para los deudores hipotecarios

Nuevo mecanismo de pago para los deudores hipotecarios

El Gobierno Nacional anunció esta semana un nuevo plan de refinanciamiento para los deudores de créditos hipotecarios UVA. El mismo establece un plazo de 12 meses para cubrir las moras tras el congelamiento establecido en agosto del año pasado. En tanto, prevé que, en ningún caso las cuotas superen el 35% de los ingresos familiares.

Según trascendió, el objetivo del esquema, es “amortiguar el incremento” que deberían afrontar el próximo mes los deudores hipotecarios. “A fin de evitar un aumento tan pronunciado, se implementará un esquema de bonificación que distribuirá en un lapso de 12 meses el alza que debía imputarse a partir del mes de febrero”.

El nuevo mecanismo de compensación, acordado por el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y el Ministerio de Desarrollo Territorial y Hábitat de la Nación Argentina, también fija que las subas se apliquen sobre el valor de las cuotas al mes de agosto de 2019 y sean en un principio, como máximo, del 6% mensual.

A modo de ejemplo, explicaron que una cuota de $24.300 en enero -encuadrada dentro de los créditos máximos– debería pasar a $30.700 en febrero si se aplicara el 26% pendiente pero, con el mecanismo de convergencia, el monto a abonar será de $25.700 (+6%).

Y en cuanto a las cuotas que superen el 35% de los ingresos familiares acreditados por los deudores, las entidades financieras deberán establecer un esquema que atienda puntualmente estos casos.

Es por eso que, según explicó el BCRA a través de un comunicado, habrá “un esfuerzo compartido entre las entidades financieras y los deudores”. Razón por la cual los bancos “aportarán un total de $1.411 millones durante el plazo de vigencia” del mecanismo.

A su vez, desde el Banco Central remarcaron que por el congelamiento de las mensualidades, debieron destinarse unos $690 millones desde setiembre 2019 hasta enero de 2020. El objetivo no fue otro que financiar la diferencia que se abona a los bancos utilizando los fondos del fideicomiso PROCREAR, originalmente diseñado para construir viviendas.

Cabe destacar que tras la asunción de Alberto Fernández, el BCRA y la cartera de Desarrollo Territorial y Hábitat, a cargo de María Eugenia Bielsa, acordaron extender hasta fines de enero el congelamiento de las cuotas que la gestión de Macri había dispuesto tras la devaluación posterior a las PASO y la apremiante aceleración de la inflación.

Entonces, la medida alcanzó al 90,5% de los 105 mil deudores hipotecarios UVA, correspondientes a préstamos de hasta 120 mil UVAS y para vivienda única, a quienes se les congeló la cuota en septiembre.

“Volvimos a postergar el aumento durante este mes. Estamos trabajando sobre la lógica del esfuerzo compartido para que la suba vuelva a tener un mecanismo de incremento sensato y no lo que está pasando hoy en día”, afirmó en esa oportunidad Fernández.

En líneas generales la noticia no fue bien recibida por los tenedores de créditos UVA nucleados en el Colectivo Nacional Hipotecados Autoconvocados, quienes manifestaron su disconformidad y ya adelantaron que se manifestarán en distintas ciudades del país.

“Las familias trabajadoras, #HipotecadosUVA, manifestamos nuestra profunda decepción sobre la decisión del gobierno de Alberto Fernández de establecer un sistema de convergencia de las cuotas, argumentando un ‘esfuerzo compartido’ entre los deudores y las entidades financieras”, le dijo a Télam Florencia Manchiola del colectivo Autoconvocados UVA provincia de Buenos Aires.

La referente también indicó que “cuando se habla de compartir, se habla de equidad, y los deudores sabemos perfectamente que estamos en inferioridad de condiciones ante el sistema bancario“.

En detalle, para los tenedores de este tipo de créditos, la medida es insuficiente ya que no aporta “una solución real y concreta”.

“Los #HipotecadosUVA somos el resultado de una decisión política que implementó mediante una resolución del BCRA, el sistema crediticio UVA indexado por inflación, el cual se presentó como una política pública de acceso a la vivienda y que siempre debió garantizar que todas las familias pueden cumplir con el pago de forma digna”, agregó Manchiola.

Y en ese sentido también alertó que “la situación de sobreendeudamiento de las familias no deja margen para seguir soportando la ausencia de una solución real y concreta” por lo que se espera una medida reparadora “del mismo Estado que engañó y ahora ampara el descontrol de la inflación en beneficio de las entidades prestadoras”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*