Home / Novedades / ¿Cómo funciona la compra de dólares para créditos hipotecarios?

¿Cómo funciona la compra de dólares para créditos hipotecarios?

Luego de varios días de reuniones, consultas, y promesas, el Banco Central (BCRA) finalmente autorizó la compra de dólares para la adquisición de viviendas. Sin embargo, el monto no fue el esperado por los referentes del sector. Es que, la suma aprobada es de hasta US$100.000 y solo para propiedades únicas con créditos hipotecarios ya otorgados.

Las cámaras que agrupan al sector pretendían un tope mayor y que abarcara a todos los compradores, no solo a los que tienen un crédito autorizado. De hecho, tras los primeros encuentros para destrabar las operaciones, se creía que la autorización iba ser de unos US$150.000 al cambio de hoy.

Pese a todo la autorización se realizó y fue bien recibida por los inmobiliarios, quienes sostienen que las transacciones en el mercado son de las más bajas en los últimos años. Para Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), la medida del Central “no es el gran incentivo para que se reactive el mercado” pero representa “un paso importante”.

“Da un alivio significativo no solo para quien tiene el crédito otorgado sino que sirve para avivar las expectativas de que se pueden cambiar algunos ítems. De todas maneras, en la semana deberíamos seguir las conversaciones para lograr algunos puntos más“, señaló Bennazar en diálogo con Clarín.

Por su parte, el presidente del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires (Cucicba), Armando Pepe, le dijo a ese mismo diario: “Al menos, esta medida descomprime la situación de quienes estaban más apremiados. Quedará pendiente que se siga analizando el caso de los compradores que necesitan los dólares para comprar viviendas únicas sin créditos”.

En detalle, la autorización del Banco Central permite “el acceso al mercado de cambios de las personas humanas para la compra de moneda extranjera a ser aplicados simultáneamente a la compra de inmuebles en el país destinados a vivienda única, familiar y de ocupación permanente, en la medida que:

1) se trate de fondos provenientes de préstamos hipotecarios otorgados por entidades financieras locales.

2) en caso de existir co-deudores, el acceso se registre en forma individual a nombre de cada persona humana por hasta el monto prorrateado que les corresponda.

3) considerando el total de los codeudores el acceso se realiza por hasta el monto del préstamo o el equivalente a US$100.000, el monto que resulte menor.

4) cada co-deudor deberá firmar una declaración jurada en la cual se compromete a no adquirir activos externos por los conceptos enunciados en el punto 6 de la Comunicación “A” 6770, dentro de los límites que le resulten aplicables, por el tiempo que resulte necesario hasta completar el monto adquirido bajo el presente régimen.

5) el total de los fondos destinados a la compra, tanto en moneda local como en moneda extranjera deberán ser depositados o transferidos simultáneamente a una cuenta en una entidad financiera a nombre del vendedor de la propiedad.

6) se deberá demostrar que los pagos imputados a la compra fueron realizados con anterioridad a la vigencia de la disposición o que correspondan a pagos de hasta el equivalente a US$ 1.000 en concepto de reserva de la propiedad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*