Home / Entrevistas / Osvaldo Bacigalupo: “Quitarle la vivienda a los encargados perjudica al consorcista”

Osvaldo Bacigalupo: “Quitarle la vivienda a los encargados perjudica al consorcista”

Con el objetivo de bajar las expensas hasta un 20%, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el año pasado un proyecto del Gobierno que establecía, entre otros puntos, dejar sin efecto la obligatoriedad de construir una vivienda para encargados en edificios de más de 15 departamentos. 

Con este nuevo plan, que fue aprobado el 6 de septiembre último en primera lectura y el 5 de diciembre, en segunda, se eliminó ese requisito del Código de Edificación local. El punto central era ahorrarles a los vecinos el pago de los servicios a los encargados y que, a su vez, se reduzcan los gastos de construcción.

En tanto, se autorizó la creación de nuevos espacios de aseo y cambio para el personal que trabaja en el edificio, de acuerdo a la normativa vigente. “Los edificios que ya poseen unidad para encargados seguirán funcionando con ese destino. Una vivienda aporta a expensas un promedio de 58.800 pesos por año, monto que no será necesario integrar en las expensas de los nuevos edificios”, informaron desde el Gobierno.

Como era de esperarse, esa normativa fue rechazada por el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (SUTERH), que hace pocas semanas presentó un amparo contra la Legislatura y el Gobierno porteño para que se declare inconstitucional dicha resolución.

En detalle, la causa recayó en la Secretaría 34 del Juzgado en lo Contencioso Administrativo y Tributario Nº 17, cuyo titular es Marcelo Segón. Y se pidió que se “prohíba al Gobierno innovar la situación actual de los trabajadores de edificios de la Ciudad con relación a la vivienda que actualmente ocupan individualmente o con su grupo familiar”.

Además también se solicitó que se “declare inconstitucional la supresión en el nuevo Código de Edificación Ley N° 6.100” por considerarse “manifiestamente arbitraria e ilegal porque desconoce y suprime uno de los componentes de la remuneración de estos trabajadores”.

“La vivienda integra el contrato de trabajo que los une con los respectivos consorcios y se trata de un derecho adquirido al amparo de normas federales y locales. La eliminación lisa y llana de la previsión de estas […] coloca a los actuales contratos de estos trabajadores en una situación de incertidumbre que provoca, con manifiesta arbitrariedad, la violación de sus derechos convencionales”, destacan en el amparo.

En diálogo con Mundo Horizontal, el secretario gremial del SUTERH Osvaldo Bacigalupo explicó que se esperaron varios meses para presentar dicho recurso porque primero se calcularon los tiempos judiciales correspondientes.

“Consideramos que se está sacando de contexto lo que es una ley nacional. Los trabajadores de edificios tenemos un régimen especial en el que hay una vivienda y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires no puede decidir de por sí dejarlo sin efecto a través de resoluciones después de tantos años”, comenzó diciendo Bacigalupo.

Y siguió: “El Código Civil y nuestro estatuto establece la vivienda y nos pareció muy arbitrario el proyecto aprobado. Encima esto cierra posibilidades de trabajo cuando la gente más lo necesita”.

Para el secretario gremial sacarle la vivienda a los encargados en edificios de más de 15 departamentos “achica la actividad laboral del trabajador y perjudica al consorcista, que deja de tener las prestaciones y los servicios necesarios”. 

El encargado no está para vivir ahí por casualidad. Está por infinidades de obligaciones que deben cumplir en las emergencias: desde ayudar a alguien que se quedó sin llaves a la noche a socorrer a un vecino que tiene una cuestión de enfermedad”, agregó el representante sindical.

Y cerró: “La ley establece que no se va a construir no que se va a sacar a los que ya están pero de todos modos se ha entrado en pánico y esto afecta a futuro. Esperamos que se reconsidere la acción y se convoque al sindicato. Somos casi 140.000 trabajadores en todo el país y 60.000 en la Ciudad de Buenos Aires“.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*