Home / Novedades / Aseguran que el Boleto Inmobiliario Electrónico genera “dudas e incertidumbres”

Aseguran que el Boleto Inmobiliario Electrónico genera “dudas e incertidumbres”

El 18 de marzo último, el presidente Mauricio Macri presentó el Boleto Inmobiliario Electrónico como una herramienta clave para impulsar las ventas de departamentos en pozo en la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, en una reciente entrevista con el portal Argenprop, el presidente del Colegio de Escribanos de la Ciudad, Claudio Caputo, sostuvo que el soporte digital es “casi hasta irrelevante” y que genera “dudas e incertidumbres” entre las partes.

En detalle, el profesional aseguró: “El soporte, que es instrumento de las voluntades, es casi hasta irrelevante. Se puede materializar el acuerdo en un documento de papel o un soporte electrónico: esto no cambia el sustrato si ese documento refleja efectivamente el acuerdo de voluntades y se ha arribado con el debido asesoramiento y comprensión de las partes”.

Y apuntó: “Este es un aspecto esencial, que nos preocupa sobremanera porque hay que circunscribir esta realidad digital a una cultura media. No se pueden extrapolar ni situaciones, ni instrumentos, ni herramientas de una comunidad a otra sin saber qué posición tiene la sociedad”.

En ese sentido, Caputo se preguntó: “¿Realmente estamos convencidos de que la comunidad va a aceptar esto? ¿La comunidad está preparada para aceptar esta situación, dejando sus ahorros a cambio de un instrumento, un aparatito? Debo presumir, dada la falta de educación social que no le hemos dado tiempo para incorporar estos datos y que en principio generará dudas e incertidumbres”.

Además, en diálogo con la periodista Adriana Anzillotti, el titular del colegio de Escribanos porteño explicó que aunque “la reglamentación tiene varios meses de vigencia” se “tuvo que reflotar publicitariamente” simplemente “porque no ha tenido uso”.

“Es que hay determinadas y muy prudentes inclusiones en la reglamentación que todavía masivamente no están resueltas… sumar un instrumento tan ágil, dinámico y sofisticado como es el electrónico, donde la persona se queda sin llevarse el papel tradicional al que estaba acostumbrado y plantea interrogantes”.

En tanto, el experto aseguró que “será muy difícil que este sistema funcione si no se realiza una acción cultural de difusión, donde se explique qué es una firma digital”.

“Desde el punto de vista aspiracional es una muy buena idea, porque tiende a la inmediatez y al acortamiento de los plazos, pero desde el punto de vista práctico la comunidad no está en condiciones de absorber esto hoy porque no hubo tiempo de explicárselo. Además tiene que haber una acción de difusión y participación donde se explique que es una firma digital”, insistió en ese punto Caputo.

Y, antes de terminar la entrevista, agregó: “Es bueno contar con un nuevo instrumento digital pero no es de implementación inmediata, porque hay que explicarle al soberano cómo funciona y sepa cuál es el nivel de obligaciones y contrataciones que tiene. El cambio de soporte no modifica el contenido, sea papel o sea digital es un boleto que genera compromisos futuros tanto de una como de otra parte. Si a ese acuerdo de voluntades no se llega con los previos y debidos asesoramientos y con los controles de legalidad es conflictivo porque no se tiene claro si la gente que está adquiriendo una obligación a futuro ha tomado todos los recaudos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*