Home / Novedades / Ascensores: en lo que va del año se registraron 139 denuncias por fallas

Ascensores: en lo que va del año se registraron 139 denuncias por fallas

La muerte de una adolescente que cayó desde un noveno por el hueco de un ascensor en un edificio de Belgrano, reavivó la polémica por los controles. Mientras en la Legislatura porteña avanza la iniciativa oficial de espaciar los chequeos en los aparatos nuevos -como una de las medidas para bajar el costo de las expensas-, los vecinos temen posibles accidentes fatales.

Según datos oficiales publicados por diario Clarín, en lo que va del año se registraron 139 denuncias por fallas de ascensores que derivaron en 10 clausuras.

Rocío Ulrich, de 16 años, cayó sobre el techo del elevador desde el noveno piso, en el edificio en que vivía con su familia en el barrio de Belgrano. Según fuentes policiales, se constató que la puerta del ascensor estaba abierta y que la adolescente cayó tras abrirla.

La causa está caratulada como “muerte dudosa” y la en Justicia avanza una investigación a cargo del juzgado en lo Criminal y Correccional 60. Sin embargo, todo indicaría que la trágica muerte se produjo por una falla en la puerta.

Esta noticia resurgió entonces la discusión sobre los controles de elevadores en edificios de la Ciudad de Buenos Aires y la inminente modificación del Código de Edificación porteño, que estipula espaciar los chequeos a los ascensores más nuevos y también intensificarlos en los más antiguos.

Esta medida forma parte de un plan de 14 ítems que lidera Facundo Carrillo, Secretario de Atención y Gestión Ciudadana, para abaratar el costo de las expensas, que tanto duele en el bolsillos de los vecinos. Según cifras difundidas por fuentes oficiales, el costo de la verificación de los ascensores es uno de los más altos y puede representar desde $ 25.000 anuales.

En relación a la tragedia sucedida en Belgrano, Andrés Pozzo, vocero de la Federación de Asociaciones y Cámara de Ascensores de la República Argentina -Facara-, declaró al matutino: “Este tipo de accidentes son por la falta de controles que se está impulsando desde el Gobierno de la Ciudad con el cambio en el Código de Edificación. El control de las cerraduras debe ser mensual, tanto en las puertas manuales como las automáticas”.

“Hace rato que venimos diciendo que están queriendo achicar los controles. Se está priorizando reducir los costos por sobre la seguridad”, agregó Pozzo, sumó que “sólo en la Ciudad se registran entre 5 o 6 accidentes en ascensores por mes”.

Desde el Gobierno porteño insisten con que la modificación del Código sobre ascensores tiene que ver con “espaciar los controles a los ascensores nuevos pero intensificarlos los más viejos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*